X

CÁMARA OSCURA

Card image cap
Card image cap
Card image cap

Card image cap
Card image cap
Card image cap

La maravilla es una instancia de perplejidad. Es un algo que sorprende y que eyecta al sujeto fuera de la temporalidad donde se siente seguro. Por el contrario, el aburrimiento, un sentimiento de saciedad que estanca y petrifica, que recuerda la finitud de la vida. Tal vez por ello reine una calculadora pose neo‐romántica emulando lo antiguo, pues en esta instancia en la que hemos dejado de creer en los dispositivos vinculados históricamente a la veracidad y a la información ¿qué se le puede pedir a la fotografía? La cámara oscura de Jimena Salvatierra arroja una soga al naufragio en el que se debaten los frágiles barcos llenos de imágenes del liviano ciberespacio. Reproduce –porque así es la esencia de la representación– el acto supremo de la creación, del misterio, y se produce de la mano de la petulante, fiel y traicionera aliada: la luz. Surge así la ciudad omnipresente, el reverso de la retina impone su existencia y colma la respiración entrecortada del humano que asiste asombrado a la creación del mundo. Un mundo que siempre estuvo y que fuera invisible Ya no se trata de mirar, sino de retomar el hilo donde se perdió la mirada.

Lena Szankay